En este momento estás viendo Chiang Mai La Rosa del Norte ¿Qué ver y hacer?
@rafa_nomada

Chiang Mai La Rosa del Norte ¿Qué ver y hacer?

Escrito por @rafa_nomada

Chiang Mai es la segunda ciudad de Tailandia en cuanto a importancia y población. Está situada en el Norte del país y rodeada de montañas. Conocida como la “Rosa del Norte”, con gente afable y una cultura culinaria propia.

Plagada de templos, de los que tiene alrededor de 500, es una ciudad con una cultura religiosa y de tradiciones muy arraigada. La ciudad antigua se encuentra dentro de un cuadrado amurallado donde antiguamente se concentraba toda la vida y comercio de la ciudad.

Actualmente parte de la muralla se ha perdido pero encontramos vestigios de lo que en su día fue. Rodeada por un foso, éste cuadrilátero que forma la ciudad antigua es un referente para situarte por la misma. En tu viaje por Tailandia debes pasar por ésta ciudad, ya que te ofrece numerosas actividades y sitios de interés.

¿Qué hacer en Chiang Mai? Top 8.

– Visitar templos y ciudad antigua. Cómo te he explicado en Chiang Mai tienes alrededor de 500 templos, es una locura intentar visitar todos, pero los más importantes están dentro de éste recinto amurallado. El Wat Phra Singh, Wat Chedi Luang entre otros y la diversidad que te encuentras casi en cada esquina. Visitar el Warorot Market (mercado chino) es entrar en un mundo de olores, sabores y un sin fin de sensaciones. No te lo pierdas.

Visitar el Doi Suthep. Es el templo más característico de Chiang Mai, ya que se encuentra en la cima de la montaña del mismo nombre. A unos 10 kilómetros de la ciudad y a través de una carretera serpenteante llegas a éste templo, símbolo del budismo y uno de los más frecuentados por locales y visitantes. Tras subir unas empinadas escaleras llegarás al

recinto, rodeado de altares y con una impresionante estupa dorada donde multitud de tailandeses van a ofrecer sus ofrendas. Tiene además una magnífica vista de la ciudad desde las alturas. Si quieres llegar a él por una ruta alternativa, hazlo a través de la montaña por el “sendero de los monjes”, una experiencia inolvidable.

– Darte un masaje. Si en Chiang Mai vas a hacer algo seguro es andar muuuucho y seguro que después de las caminatas, visitas, y tanto andar te va a apetecer mimarte un poco.

Aunque si optas por el tradicional masaje tailandés, no es precisamente relajante. Te trabajan todos los puntos del cuerpo y sí es verdad que sales realmente nuevo. Uno de los centros que te recomiendo es el antiguo correccional de mujeres de Chiang Mai, en el que las presas se han especializado en esta clase de masajes y además ayudas a su reinserción en la sociedad. Ve pronto a reservar tu plaza porque siempre está lleno.

– Naturaleza y Trekking. Al estar rodeado de montañas, está plagado de caminos, senderos para hacer trekings y caminatas. No lo dudes, si te gusta andar, Chiang Mai es tu sitio para estar
unos días. La cercana montaña Doi Suthep, el Doi Pui, y un poquito más lejos el Doi Inthanon (con la montaña más alta del pais, cascadas y pagodas), te ofrecen innumerables alternativas para ésta actividad. Un paseo o caminata hasta pueblos tribales, ver y bañarte en fantásticas cascadas o pasear por bosques exuberantes, todo ello lo tienes a pocos kilómetros de la ciudad.

– Acercarte a Chiang Rai. Chiang Rai es una pequeña localidad a unas tres horas por carretera de Chiang Mai. En ella podrás ver tres de los templos más variados que hay en Tailandia. El Templo Blanco, el Templo Azul y la Casa Negra representan “caprichos” de algunos arquitectos locales y les dan una simbología diferente al concepto que tenemos de templos budistas. Muy, muy recomendable su visita. Desde Chiang Rai podrás

acercarte además al llamado Triangulo del Oro, que es el limite fronterizo entre tres países: Myanmar, Laos y Tailandia, y dónde se originó toda la cultura del opio que hace muchos años hizo de éste sitio un lugar muy importante de cultivo y consumo. La confluencia del rio Mekong en éste punto lo hace casi mágico.

– Cocina del Norte. Cómela y…cocínala. Hay una variedad y diferencia importante de la cocina del Norte con la del resto del país con algunos platos locales que no encuentras en otras partes del país, como sus curries, el más famoso y rico es el Kao Shoi (curry de fideos de arroz, con verduras y leche de coco). Además de

numerosos restaurantes internacionales, locales, mercados, etc., en Chiang Mai seguro que encuentras tu alternativa. ¿Y por qué no cocinarla?. Inscríbete en alguno de los numerosos cursos de cocina que encontraras por la ciudad, donde te enseñarán a cocinar diversos platos y después los degustarás. Una buena forma de “llevarte” contigo a tu país la esencia de la comida tailandesa (y prepararla a tus amistades).

– Ten una experiencia en una granja de elefantes. En la actualidad son pocos los elefantes que en éste país se dedican a transportar turistas. Han surgido desde unos años los Elephant Sanctuary, algunos como el Kanta

(kantaelephantsanctuary.com), lugares donde éstos animales tratan de ser recuperados de su anterior vida (trabajar en atracciones turísticas, cargar con gente en su lomo, etc). Puedes visitar estos campos y conocer más de éstas increíbles criaturas, podrás darles de comer e incluso darte un baño con ellos.

– Relaciónate con los monjes de los templos y plantéate un curso de meditación de unos días. En la mayoría de los templos los monjes estarán encantados de intercambiar unas palabras contigo. En alguno de ellos como el Wat Suan Dock organizan charlas de introducción a la meditación vipassana (www.monkchat.net) e incluso ofrecen una estancia introductoria de dos días a la vida en el templo. ¿Por qué no hacerlo?. Te aseguro que la paz que proporciona es infinita.

Todo esto son ejemplos de lo que puedes hacer en ésta increíble ciudad. Chiang Mai es una ciudad cómoda, dado su tamaño es fácil pasearla a pie. Tienes servicio de autobuses locales (solo te cuestan 20THB), songthaews o coches rojos (30THB) o servicio de taxi algo más caro. También los conocidos tuk-tuk te pueden dar una vuelta por la ciudad o llevarte a cualquier sitio. No te pierdas los distritos situados fuera de la ciudad antigua, dónde verás la vida Thai en todo su esplendor. Y algunos nuevos como Nimmanheim, un barrio lleno de locales con encanto, cafeterías, sitios para comer o tomar un buen café en la parte oeste de la ciudad.

Deja una respuesta